martes, 24 de marzo de 2009

NEREA, LA PRINCESA GUERRERA DEL REINO DE HEMIPARESIA


Ya no me puedo resistir más. Llevo días pensando en hablar de Nerea, de su amiga invisible (http://elespiritudelhalcon.blogspot.com/), de lo que es capaz de hacer una madre valiente por sus hijos... pero es que sólo conozco a esta pequeña flor de oídas y no sabía si me podía permitir el lujo de decir algo. Pero es que tanto oír hablar y leer sobre ella, me ha tocado el corazón y yo escribo con la víscera tonta, qué le voy a hacer. Además, es amiguita de Lluna, la amiguita de los miércoles cuando la cuida mi maravilloso canguro vocacional Axel. Creo que a su familia no le importará. Espero que tampoco les importe que haya "robado" esta foto (perdona, Caro, pero es que está estupenda).
Nerea es una niña preciosa, podéis verla, no es que lo diga yo. También es una niña afortunada porque tiene una familia que la quiere y que se ha volcado en ella, unos padres que hacen lo posible, día a día, para llevarse bien con su hemiparesia y una hermana, Judith, que acepta generosamente que Nerea se lleve la mayor parte de la atención.
Para quienes no sepan qué es la hemiparesia les recomiendo que se pasen por el blog de Nerea http://hemiparesiainfantilnerea.blogspot.com/ y por el foro http://hemiparesia.mforos.com/. Yo, que no soy médico ni sé demasiado del tema, voy a explicar cómo veo desde mi mente de escritora compulsiva lo que le ocurre a Nerea.
Hace unos días Lluna y yo plantamos unas cuantas semillitas en una maceta. Hubieron algunas que salieron muy rápido. Debían de ser las que habían quedado menos cubiertas de tierra y a las que les había dado más el sol. Pero, cuando ya parecía que habían germinado todas las semillas que lo tenían que hacer, apareció un pequeño brotecito verde. Era más lento que los demás despertando a la vida, a la primavera. Pero seguía adelante, aparecía entre la oscura tierra valerosa y desafiante. Lo había tenido más difícil para salir. Pero acabó saliendo.
Ahora es ya una hermosa flor. Nerea también. Su camino ha sido y parece que va a ser un poco más difícil, pero ella es una flor y, sea como sea, acabará mostrando sus precioso pétalos al sol. Ahí estará su familia, consumados jardineros, para regar, abonar y colocar al sol.
Nerea, a sus cuatro añitos, ya sabe lo que es luchar contra viento y marea, pelear, enfrentarse cada día a un nuevo reto... porque desde que nació ha tenido que currarse todo lo que para los demás es, simplemente, ir creciendo. Estoy segura de que eso la ha hecho una verdadera princesa guerrera capaz de luchar contra dragones, orcos, trasgos y cualquier criatura por espantosa que sea. Nerea es la princesa guerrera del lejano reino de Hemiparesia.

7 comentarios:

Carolina dijo...

No me importa que me robes la foto, mucho menos que hables sobre Nerea. ¡Es que me has hecho llorar! Bonita, muy bonita la metáfora de la flor y la semilla. Y como posiblemente diría Belén, si Nerea es una guerrera, nosotras seremos sus paladines. Gracias Dolors, de todo corazón. Besossss!!!!

La Bruja dijo...

Un honor ser paladín de Nerea, no se me ocurre mejor señora a la que servir. Larga y feliz vida a la princesa Nerea!!!

judner dijo...

Precioso, precioso!!! No sé que decir. Nos han encantado y emocionado tus palabras. Puedes hablar de Nerea siempre que quieras. Muchisimas gracias. Abrazos y besos.

La Bruja dijo...

Muchas gracias por el cumplido. Si tengo tiempo y se me ocurre algo os escribo un cuento. Besos también para vosotros y un achuchón para Nerea.

judner dijo...

Seria genial que nos escribieses un cuento, te tomo la palabra. Besos.

Belén dijo...

Eso de que somos sus paladines me ha encantado. Muy bonita la entrada, Dolors.

La Bruja dijo...

Gracias, Belén, con una musa con tanto glamour tenía que salir algo bonito.
El cuento llegará, Noelia, lo que no sé es cuando. La pulguilla de Lluna no tiene horarios y de momento me lleva de c... pero todo se andará.