jueves, 28 de abril de 2016

BUSCAMOS EDITORIAL

Corría el año 2012 cuando publiqué mi último libro, la novela/recopilación de relatos El café de la Luna. La experiencia no fue demasiado buena. Yo no era uno de las apuestas de la editorial sino el hallazgo/corazonada de un editor que apostó por mí. Si no me hacían demasiado caso la cosa empeoró cuando mi editor murió: me quedé sin valedor. Eso, sumado al cansancio de haber escrito tres novelas en menos de dos años y a los diez años de degaste, acabó por sumirme en una especie de depresión/desilusión de la que no he conseguido asomar la cabeza hasta hace muy poco.
En enero de 2015 puse el punto y final a la última novela que he escrito hasta hoy: El domador de lagartijas. En todo ese tiempo no la había dado a leer a nadie, no la había enviado a valorar a ninguna editorial y ni siquiera la había llevado al registro de la Propiedad Intelectual. Tener un libro inédito en un cajón (archivo de word) no sirve de nada. Y, aunque no me va la vida en ello y sé que va a ser muy complicado, he decidido volver a la carga en el punto que lo dejé.
Vuelvo a empezar de cero pero no me importa. Escribir es lo único que se hacer, lo que más me gusta hacer, y ahora que he recuperado las ganas quiero seguir adelante. Me gustaría que esta novela viera la luz porque está repleta de recuerdos familiares y porque es mi pequeño homenaje a mi abuelo y a muchos republicanos que como él sufrieron la represión franquista. Es, en cierta manera, mi propio susurro de los árboles, la primera novela que publiqué. Voy a pelearla. Sin prisas ni pretensiones. A ver hasta donde llego.

miércoles, 27 de abril de 2016

VUELVO A LA CARGA

Después de más de un año sin escribir vuelvo a la carga. He pasado muchos meses sin un proyecto en mente y, sobre todo, sin ganas ni ilusión por escribir. Después de acabar tres novelas en menos de dos años y con todo el desgaste que supone una década de deambular en este universo, era lógico que ocurriera. Entonces llegó el premio "Paraules d'Adriana" y me devolvió las ganas, me recordó que soy escritora, quiera o no quiera. A partir de ahora, conociendo como conozco el mundillo por haberme movido entre bambalinas por él, cambio totalmente el enfoque. No espero nada. Escribo porque me gusta hacerlo y porque no sabría hacer otra cosa. Lo que venga bienvenido será.

viernes, 11 de marzo de 2016

OTRO "PAL" SACO







Poco que decir. Una no está para muchos trotes con esto de la escritura pero de tanto en tanto cae alguna alegría, esta vez en forma de premio. He vuelto a ganar el Concurso de relato breve Paraules d'Adriana que ya gané en el año 2013. Muy contenta con el pequeño triunfo, el diploma, las flores y la cantidad en efectivo. Lo mejor de todo poder compartirlo con los míos. Espero que esto tenga algún efecto positivo en mi ánimo escritoril.

jueves, 7 de enero de 2016

ADIÓS 2015


2015 ha sido un año eztraño, lleno de contrastes. Me he casado dos veces y he dicho adiós a uno de mis seres más queridos, mi perro Max. He presentado hasta tres veces "Cosas que decidir mientras se hace la cena" de Maite Núñez, el 22 de abril me invitaron a una verbena literaria en la biblioteca de Torredembarra, no todo está perdido y di una charla sobre Egiptología en el colegio de mi hija. Este año he vuelto a hacer un curso sobre el Antiguo Egipto. Literariamente hablando ha sido un año improductivo, ni un solo premio ni una publicación, nada. Hace ya más de un año desde que escribí mi última novela y me veo incapaz de volver a la carga. Quiero volver a escribir pero de momento no lo consigo. Al menos he regresado a la lectura y eso ya es un paso.
Estoy desmotivada. Para el 2016 no espero grandes novedades. He de ponerme las pilas, lo sé, pero no encuentro la manera. Recuerdo aquellos días en los que se acumulaban las historias que quería contar, todo inspiraba. Ahora no. Si supiera cómo hacerlo...

jueves, 8 de octubre de 2015

AVENTURAS LECTORAS

Es cierto que no puedo estarme quieta, que necesito estar haciendo cosas, no parar. Este mes empiezo nuevo curso de Egiptología, cómo no, y una nueva aventura dentro del mundo de la lectura. Soy lectora, reseñadora, escritora... me faltaba ser padrina de lectura. El martes, en la Biblioteca Mestra Maria Antònia de Torredembarra, dio comienzo la actividad "Llegim junts" y allí estaba yo junto con otros entregados padrinos de lectura para acompañar en su particular aventura lectora a un grupo de niños de quinto de primaria del colegio La Antina. Una experiencia altamente recomendable, entrañable, divertida y enriquecedora. Leí a Shakespeare con Bru y Héctor y me lo pasé muy bien. Tenemos todo un curso por delante para intentar que les gusten un poco más los libros, ¿lo conseguiremos?

jueves, 10 de septiembre de 2015

QUEDA INAUGURADO MI INSTAGRAM LITERARIO

En un nuevo intento de recuperar las ganas de leer y, reconozcámoslo, porque no puedo dejar de lado mi pasión por la literatura y los libros, he puesto en marcha mi Instagram literario https://instagram.com/mdgpastor/. Los libros son para mí algo más que un objeto, mucho más que las historias que cuentan. Durante años me han servido de vía de escape, de bálsamo para el alma, de motivación para seguir adelante... Hubo una época en mi vida en la que para mí leer era vivir, así que no exagero al decir que buena parte de lo que soy se lo debo a los libros.
En unos días volverá a la carga el blog literario La Tormenta en un Vaso y yo con él, así que vuelvo a centrarme en mi faceta de reseñadora y lectora. Por no hablar de que después de las vacaciones he vuelto a darle un empujón a mi blog sobre lectura http://vadeteylibros.blogspot.com.es/ , no podéis dejar de leer el cuestionario de esta semana que responde Rosa Montero.
Hace tiempo un conocido editor de cuento me dijo que leyera, que leyera mucho y las ganas de escribir vendrían solas. Y yo voy a hacer lo posible por recuperarlas. Como decía Cristina Fernández Cubas en una entrevista "Vida y escritura van siempre de la mano y hay momentos en que no se tiene la capacidad de concentración necesaria, ni tampoco las ganas. Pero luego todo regresa.". En ello estoy.