miércoles, 16 de junio de 2010

¡¡¡NO QUIERO CO-EDITAR, AUTO-EDITAR... NI NADA QUE SE LE PAREZCA!!!

Ya no sé cuántas veces me lo han ofrecido estos últimos meses y estoy un poco cansada de ir diciendo que no. Autoeditarse o coeditar parece que se ha puesto de moda. Neus Arqués me lo decía hace poco: la autoedición-coedición es hoy más fácil que nunca. Lo peor es que a quienes escribimos nos están bombardeando constantemente con esa posibilidad, haciéndonos ofertas continuamente y, la verdad, ya cansa. Respeto mucho las decisiones de cada cual y cada quien y no seré yo la que hable en contra de lo que hacen los demás. Cada uno es él mismo y sus circunstancias, pero no es una opción para mí. A lo mejor, si hubiera estado desesperada por ver algo mío publicado lo hubiera hecho, pero no es el caso. Como me decía hace unos días el escritor Jordi Cantavella busco respeto, tener una trayectoria. No me vale publicar pagando porque mi ego no lo necesita. Nunca me lo he planteado, ni siquiera cuando no había publicado nada. Así que, empresas de autoedición que buscáis clientes por favor, no llaméis más a mi puerta. Estoy un poco saturada de tener que decir no. Ya os contactaré yo si lo necesito (aunque con tantas no sabré a cuál de vosotras elegir). La última oferta ha sido hace apenas unos días. Una antología conjunta en la que me incluían sin preguntar y que ya se publicitaba con mi nombre porque se daba por supuesto que me muero de ganas de verme en los papeles. Yo ese "mono" ya me lo he quitado. Yo quiero escribir e intentar que otros apuesten por mi trabajo y que me paguen por él no pagar yo por ver mi trabajo editado. En fin, que apuesto por la edición convencional y recibir estas propuestas me hace pensar que nos creen desesperados y que intentan hacernos creer que no hay más opción. Sea lo que sea, yo paso.

5 comentarios:

Víctor Morata Cortado dijo...

¡¡¡¡Y yo!!!! ¡¡Con un par, Bruji!! Hay que hacerse valer por nuestro trabajo, que no es fácil y no siempre es tan divertido como algunos creen. Lleva muchas horas de estar encerrado mientras otros van a la playa, muchas horas de comerse el coco, muchas horas de investigación, muchos días de desasosiego... es un trabajo que se paga a la postre cuando orgullosos ganamos algún premio o alguna editorial se fija en nosotros y nos publica. Pagar por verse publicado, cuando en esas ocasiones ni siquiera existe un proceso de corrección, ni ningún tipo de filtro, es admitir el fracaso y que nuestro trabajo no vale más que eso. Incluso yo, que tengo algunos libros en Bubok, a veces me planteó si estaré haciendo lo correcto pero... como no me cuesta dinero, son conjuntos de relatos indivisibles sin interés para las editoriales y ya hace años que dejaron de ser inéditos, pues mira ahí están para aquellos que en su día los disfrutaron a través del blog, de TusRelatos y otras páginas en las que participaba. Pero de ahí a pagar... estoy contigo y eso que hace unos días estuve tentado y dudé. Ayyyy, las dudas... me pilló en un momento delicado, jejeje. Bueno Bruji, que sí, que apoyo tus palabras y que me sumo a la "Edición Convencional".

Besos y abrazos.

Cristina Puig dijo...

Pues ya somos dos, me han hecho ofertas para coeditar y autoeditarme y no pienso hacerlo. Hay personas que comienzan como yo, para las que la coedición parece la única vía posible hoy día para empezar a publicar. Pero yo creo que no es así, y pienso que si trabajas duro y envías tu obra a editoriales y te esfuerzas en lo que haces (por muchos rechazos que te lleves) puedes lograrlo. ¿Yo pagar para publicar? no gracias, antes cuelgo en mi blog lo que escribo y me sale gratis jj.En mi caso, como bien dices quisiiera crearme una trayectoria profesional sólida aunque tarde mil años jj. Ánimo, un fuerte abrazo,
Cris

La Bruja "Escritidora" dijo...

Ainssssss, guapetones, es que es un coñazo. Se me juntan las propuestas en el correo y yo no quiero pagar por publicar, vuelvo a lo mismo, como mucho no cobro por hacerlo. En un momento dado puede ser una opción viable según cómo se plantee pero a mí siempre me ha parecido que se hace para vender entre los colegas y eso no es lo que yo quiero. Cuando publiqué mi novela hubo una persona, a la que ya me referí en este blog y de la que no quiero volver a hablar, que me dijo que no había publicado "como dios manda" y ella ha publicado su primera novela en bubok y la está vendiendo entre los colegas y se le llena la boca hablando de ella. ¿Eso sí que es publicar como dios manda? Yo creo que no es lo mismo. No es lo mismo publicar avalado por un premio o que alguien apueste por ti y decida publicarte que, como dice Víctor, un yo me lo guiso yo me lo como. Pero tampoco lo critico, cada cual es libre de hacer lo que quiera y todo es muy respetable solo que yo no lo quiero hacer. ¿Te paga el dentista cuando te saca una muela? ¿Te paga el fontanero cuando viene a casa a arreglate un escape? ¿Te pagan en el súper cuando vas a comprar? ¿Por qué hemos de pagar los escritores por nuestro trabajo? El mundo al revés. Jordi Sierra i Fabra definió la autoedición en una de sus entrevistas: "es como estar con una tía muy buena y al final acabar haciéndote una paja". Sin ser tan extrema vuelvo a decir que no es mi opción y que, por favor, dejen de acosarme con el tema que ya aburre. Nosotros ya hemos publicado, los 3, y sin necesidad de pagar. Con trabajo y esfuerzo volveremos a hacerlo, estoy convencida. Besos.

Víctor Morata Cortado dijo...

¡¡¡Qué así sea, Bruji!!! ¡¡Y que firmemos muchos libros en las ferias y nos tomemos muchos cafeses y teses para celebrarlo en esas quedadas!! Besos y abrazos a las dos.

La Bruja "Escritidora" dijo...

Y lo más importante, Víctor, que seamos muy felices haciéndolo. Besos y achuchones para ti también.