domingo, 13 de junio de 2010

11 DE JUNIO EN MADRID





Bueno, como tengo un ratito de tranquilidad ahora, os voy a contar cómo fue el viernes en la vida de esta cibermaruja periodista y escritora. Tomé el AVE a las 6:35 de la mañana y llegué a Madrid a la estación de Atocha a las 9:30. Allí me esperaba mi amigo Carlos Hugo Asperilla para llevarme a su casa que ha sido mi cuartel general estos días. No dejamos de charlar desde el minuto cero tanto que casi llego tarde a mi entrevista con Inés Mendoza.
Pero no. Llegué al Café Comercial bastante puntual teniendo en cuenta que venía de Tarragona. Allí me esperaba una escritora simpatiquísima con la que conecté muy rápidamente y mantuve una charla de lo más interesante. En la primera foto podéis ver a estas dos escritoras "decadentes y libertinas" con sonrisa de oreja a oreja y encantadas de conocerse. Me hubiera quedado un rato largo con Inés pero me esperaba Ricardo Gómez así que, desde el Comercial, me fui al Parque del Retiro donde está la feria del Libro. Y allí estuve en la charla que Ricardo tuvo con unos chavales que le hicieron mil preguntas a las que él respondió maravillosamente. Después de eso nos dimos un garbeo por las casetas y de ahí a comer a un Wok. Ricardo es una persona interesantísima y me gustaría pensar que nuestra relación vía mail más el trajín del trabajo de jurados junto con nuestro encuentro en la capital han sido el principio de una amistad. Por lo pronto intercambiamos libros dedicados. Ricardo me regaló "Mujer mirando al mar", su última novela.
Después de comer nos fuimos de nuevo a la feria donde me esperaba el editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor, con el que estuve tomando un cafecito y con el que siguió la charla. Caramba, tengo agujetas en la lengua. El resto de la tarde la pasé con Carlos Hugo Asperilla, mi casero, que también es un estupendo escritor y que fue mi antecesor en el YoEscribo.com de novela. Además tuvo la gran suerte de reeditar su novela con La Esfera de los Libros en tapa dura y en edición de bolsillo. Es por eso que una de las actividades de esa parte de la jornada, además de un paseito por la Puerta del Sol, Chueca..., fue entrar en El Corte Inglés para poner en un sitio bien visible su novela, jejejejeje, algo que ningún escritor que se precie de serlo puede evitar hacer.

2 comentarios:

Víctor Morata Cortado dijo...

¡¡¡Qué bien!!! Me alegro de que lo pasaras tan bien. Pásame un poco de esa magia, Bruji que estos días ando de capa caída. Yo me he quedado rabiando por ir a la feria, pero cuando no se puede no se puede... algún día y desde el otro lado;)Besitos y abrazos.

La Bruja "Escritidora" dijo...

¡¡Guapo!! Yo es la primera vez que voy porque, como tú dices, cuando no se puede no se puede. Me quedé a puertas de la de Sevilla rabiando pero este ha sido el desquite. No te me vengas abajo. Ya sabes que esto es durillo pero compensa. Te mando un conjuro contra el desánimo y unos cuantos vientos de buena suerte a ver si te funcionan. Y el año que viene hacemos una convención de los YoEscribo en la feria y nos vemos todos allí, ¿vale? Besos y muchos ánimos.