martes, 6 de octubre de 2009

UN DÍA MUY ESPECIAL

Hoy ha sido un gran día. Un día intenso a nivel "literario". Nada más despertar me llegaba un regalo: el último libro de Care Santos, "Bel: amor más allá de la muerte". Encuentro en la estación con Carolina, el halcón que vuela por estos cielos bloggeros, y conversación literaria. Y después de mi entrevista de trabajo (para un reportaje de Barcelona Divina, o sea) lo mejor de lo mejor, lo que ha hecho que el día sea para recordar: mi cita con Jordi Sierra i Fabra. Más de hora y media de intensa charla, de buen rollo, de palabras... Ante alguien así, ante su sencillez y su falta de prepotencia o endiosamiento, uno se cuestiona muchas cosas. Como dice uno de mis compis en Anika entre Libros, el escritor Miguel Ángel León Asuero, si algún día me vuelvo una escritora pedante y egocéntrica, por favor, que alguien me dé un guantazo.
Además de la entrevista, ha habido firma y regalo de libros (de él para mí, el que yo podía regalarle ya se lo di, snif) y las consabidas fotos. La mayor sopresa del día que Jordi, pese al poco tiempo que tiene y a que somos miles los que se lo pedimos, ha leído mi novela. Este verano. Se la leyó en tres días. ¿Su opinión? Aún estoy soñando. Tengo que escuchar nuestra conversación para acabar de creérmelo. Para no hacerme la interesante citaré lo que recuerdo: es una muy buena primera novela. Se acordaba perfectamente de mí, no he tenido ni que preguntarle, y pese a que hemos estado en contacto por mail para quedar me ha dicho que esperaba a verme, porque recordaba nuestra entrevista pendiente, para decírmelo en persona.
Sólo esto de su opinión en cuanto a mi novela. Me encantaría explicar todo lo que me ha dicho pero entonces sería una de esas escritoras egocéntricas y pedantes a las que no me quiero parecer. Y si os cuento esto es porque estoy tan alucinada, tan feliz, tan sorprendida... que necesito compartirlo. Espero que sepáis entender.

4 comentarios:

MiánRos dijo...

No hace falta explicación, te entendemos. Seguro que fueron momentos inolvidables. Que un escritor profesional haya leído tu obra es... Vaya, que me das una envidia sana, que no lo sabes tú bien...
Un abrazo.

La Bruja dijo...

Gracias MiánRos, es que una no está muy acostumbrada a estas cosas y, claro, salí de allí como si me hubiera bebido una botella enterita de cava y quería decírselo a todo el mundo... No me envidies, seguro que si contactas con Jordi también es amable contigo porque el mérito es suyo que es así de encantador. Un abrazo y hasta otro comentario. Muacs

Carolina dijo...

Bueno, me agradó mucho nuestro encuentro matutino y sabes que te leo, aunque a veces voy al vuelo (me ha salido en pareado, qué puede esperarse de un halcón estresado?) Uy!, otra vez! pero lo mío no es poseía, y lo sabes querída mía!
Es a mí a la que hay que dar una colleja, pues parezco una cotilla vieja.
Que te dije que haber si tomamos un café, y por cierto que algún día, de ello habré de dar fe.

Aparte de la broma, que salió de repente, lo de tomar el café, sigue en pie, sino es repelente, que podemos hablar de letras y de entrevistas sinceras.

En fin, Dolors, aparte de esta "tontada" que me ha salido, que me hubiera gustado compartir el viaje a Barna contigo, pero ya había quedado. Me quedé con ganas de seguir charlando contigo de libros y de literatura.
Espero que algún día sigamos conversando. Besos!!

La Bruja dijo...

¿¿Tontería?? Ma encantao el precioso pareao, válgame Dios que te lo has currao.
NO te preocupes, a mí me hubiera gustado seguir charlando (aparte de leer y escribir darle al pico es una de las cosas que más me gusta en esta vida)pero entiendo perfectamente la circunstancia. No hay problema,de verdad. Lo del café lo acepto gustosa, si quieres alguna tarde que le enchufe la peque a su padre quedamos. Ahora a partir de las 6 más o menos tengo a Robert en casa y puedo hacer cosas. Pues eso, queda en pié un café-té parlanchín y literario. Mil besos.