miércoles, 21 de octubre de 2009

HISTORIAS DE UNA CONTADORA DE HISTORIAS EN LONDRES II (EL BRITISH)


Uno de mis grandes objetivos en este viaje era visitar la colección de piezas del Antiguo Egipto del British Museum. Se trata del mayor museo del Reino Unido y uno de los mayores y más famosos de antigüedades de todo el mundo. Su colección egipcia es la más importante que existe después, claro está, de la del Museo Egipcio de El Cairo.
Confieso que, llevada por mis irrefrenables ansias, me precipité escaleras arriba y comencé a ver el museo en las salas 62 y 63, donde se encuentran las momias. No es que fuera buscando concretamente las momias (no son precisamente lo que más me gusta del Antiguo Egipto) pero de pronto me encontré en esas salas, a solas mi compañero y yo, con infinidad de sarcófagos, objetos ceremoniales, ushebtis, momias... Una maravilla. Pero el plato fuerte estaba esperándonos en la planta de abajo en la sala 4. Allí se pueden ver estatuas de reyes y dioses, un enorme escarabajo, sarcófagos de piedra... Una estatua de Ramsés II preside la sala, impresionante.
El último día de estancia volvimos a este museo a acabar de ver lo que nos había quedado y a dar un último vistazo a Egipto. Y si desde la primera visita ya comentamos el gran expolio que los ingleses habían hecho en el país de los faraones, lo de Roma y, sobre todo, Grecia no tiene nombre. Realmente es fabuloso poder contemplar todas esas obras de arte juntas, una maravilla, pero se puede entender que desde los países de procedencia se esté reclamando que se les devuelvan esas joyas. Tanto es así que en el museo se pueden coger unos dípticos informativos sobre la polémica de las esculturas del Parthenon que Grecia reclama. Da que pensar, porque además no es algo exclusivo de este museo ni de los ingleses.

3 comentarios:

Cristina Puig dijo...

Que maravilla, vaya envidia sana me has dado! es uno de mis viajes pendientes, el otro lo hice: Toscana. Creo que para alguien como yo que ha estudiado Historia del Arte, Egipto debe ser una maravilla.No es lo mismo verlo en diapositivas que ir:)

Un abrazo,
Cris

La Bruja dijo...

Imagino que como ir a Egipto no hay nada, esto sólo ha sido un sucedáneo pero ha estado muy bien. Londres merece la pena. La Toscana también debe de ser muy hermosa. ¡¡Jo!! Es que yo me apunto a todo. El próximo (como diría Escarlata O'Hara)a dios pongo por testigo que será a Egipto!!! ...y si no el siguiente. Besos

Cristina Puig dijo...

Ah! pensaba que también habías estado allí!:) por eso lo decía. A Londres tb iría encantá!