sábado, 20 de marzo de 2010

TODA LA TARDE A SOLAS CON NEFERTARI


Que poner en marcha esta nueva novela me está costando un poco, es evidente. Que quiero escribirla, es un hecho. Que a la hora de ponerme a escribir me cuesta porque no domino todavía el tema, se hace patente. Y como las casas no pueden empezarse por los tejados vamos a ponernos manos a la obra en serio. Así que hoy he pasado la tarde en compañía de la bellísima Nefertari.
Hace días que mantengo conversaciones con mi lector, Juan Salas. Eso y las charlas y comentarios de algunos otros amigos que me piden YA una nueva novela o, sin ir más lejos, la entrevista del miércoles me han hecho arrancar una vez más. Espero que esta sea, progresivamente, la definitiva.
Hoy he vuelto a coger el libro de Teresa Bedman "Nefertary. Por la que brilla el sol" pero desde el principio. Todo lo que leí y trabajé hace unos meses hay que refrescarlo. Además he estado buscando música para ambientar. A partir de hoy cada día dedicaré un rato a trabajar en la novela. Sin concesiones. Sin excusas. Tengo un montón de fuentes documentales esperando. A veces esa ingente cantidad de material por trabajar me hace colpasarme. Pero no estoy dispuesta a desechar este proyecto porque es algo que he querido hacer desde que empecé a escribir: unir mis dos pasiones, la escritura y el Antiguo Egipto. De momento hoy hemos dejado atrás la XVIII dinastía y hemos asistido al nacimiento de la XIX. Poco a poco. Con paciencia y método. Roma no se construyó en un día (era Roma, ¿no?).

4 comentarios:

Maria Isabel Martinez de la Peña y O'conn dijo...

Suerte en tu nuevo proyecto.....quisiera decir mucho pero tengo miedo eres escritora y probablemente me desnudarias el alma sabrias de mi........vulnerabilidad, miedos e indefenciones.Isabel Peña O'conn

La Bruja dijo...

Querida Isabel, muchas gracias por tus palabras. Todos tenemos miedos e indefiniciones y todos somos vulnerables. Te invito a pasarte por aquí siempre que quieras y a contarme lo que te apetezca, nada más. A esta, mi casa virtual, siempre serás bienvenida. Un abrazo

MiánRos dijo...

Hola María,
Armar una novela histórica entraña mucha dedicación y documentación. No obstante, estoy seguro de tu potencial. Ánimo.

Besos, amiga.
Mián Ros

La Bruja dijo...

Hola, Mián,
te doy toda la razón. Y la verdad es que no tengo el tiempo necesario para la dedicación pero si no me pongo, aunque sea de a poco, no haré nada. Así que me he puesto manos a la obra y aunque sea muy lentamente la armaré. No sé cuándo estará acabada, tampoco me corre prisa. El tema es fascinante y disfruto al 1000X1000 nada más con la documentación. A ver qué sale. Por cierto, ¡¡¡¡gracias por la confianza!!!! Un fuerte abrazo