martes, 17 de noviembre de 2009

MAÑANA VUELO LITERARIO SOBRE TORREDEMBARRA
















Siguiendo con mis actividades lectoras y escrituriles mañana por la tarde saldré a volar por los cielos de Torredembarra con el Halcón. Para los que no la conozcáis, el Halcón es una buena amiga, Carolina, que nos deleita con sus escritos en varios blogs. Aquí os paso sus enlaces para los que tengáis interés en conocerla un poco mejor: http://elespiritudelhalcon.blogspot.com/ , http://halconesenlahistoria.blogspot.com/ o http://karyukai-carolina.blogspot.com/. Hace un tiempo Carolina y yo nos encontramos en la estación de trenes de camino a Barcelona e iniciamos una interesantísima conversación que no pudimos acabar. Mañana a eso de las seis nos hemos dado cita para tomar un café y conociéndonos, estoy convencida que hablaremos largo y tendido de algo que nos apasiona a las dos: los libros. Si alguien se quiere apuntar estáis invitados.

3 comentarios:

MiánRos dijo...

Feliz encuentro.
Dale un abrazo de mi parte al Halcón. He leído alguno de sus relatos y he aprendido alguna cosita de la cultura japonesa ciertamente; preciosos textos llevados con mucha delicadeza y duldura (embebidos por la música de fondo).
Un saludo

Carolina dijo...

Acabo de volver de mi cita con la Bruja. El vuelo ha sido corto (cuando dos personas hablan de lo que les apasiona, cualquier conversación se hace corta), pero ha sido intenso, pues Dolors es una magnífica conversadora además de escritora.
Libros, literatura, escritores, y algún temilla de índole personal ha llenado nuestro vuelo compartido, que no será el último, sino el inicio de muchos otros más.
He disfrutado mucho con la Bruja y ya el remate ha sido la aparición de Lluna, el pajarillo revoltoso y encantador que está creciendo muy rápido.
En fin, hemos llenado el espacio aéreo de literatura y amistad, una bruja y un halcón. Fantástico!

MiánRos: gracias por tu cariñoso comentario, siempre tendrás las puertas abiertas del lejano Japón. Saludos!!

Carolina dijo...

Por cierto, tienes un regalo en Karyûkai, por devolverme la inspiración.
Gracias y besos enormes a mis musas, especialmente a Lluna, que es la "prota".