lunes, 30 de noviembre de 2009

ENTRE BAJONES EMOCIONALES, PROYECTOS Y TRABAJO, MUCHO TRABAJO


Los días pasan que es un contento y a lo tonto a lo tonto ya estamos casi en diciembre. Y este diciembre parece calmadito. De momento no hay demasiadas cosas en el horizonte. A lo mejor alguna presentación espumosa con entrevista pero poco más. Bueno, se me olvidaba que tengo pendiente una cita con la poetisa catalana Dolors Miquel que puede que se concrete esta misma semana. Pero lo dicho: poco más.
El tiempo de este diciembre se me va a ir entre proyectos, bajones y subidones emocionales (me conozco y sé de mi sube y baja) y muchísimo trabajo. Tengo un montón de libros por reseñar, una entrevista que transcribir y a la que dar forma y varios de mis nuevos proyectos que finalizar. Y a la vuelta de la esquina está el 2010.
El nuevo año ya tiene algunas citas entre ellas el IV Certamen Scream "Cielo Abierto", la feria del libro de Madrid, la fiesta de los 10 años de una editorial amiga, una antología de cuentos al lado de algunos importantes autores... y alguna que otra cosilla más. De momento voy a seguir trabajando, aprendiendo y trabajando, y lo que venga ya vendrá. Bueno, ya sé que hoy no os explico demasiado, pero es que aunque no tengo mucho que contar creo que últimamente os tengo un poquillo olvidados. Un abrazo a todos desde esta ventana virtual.

2 comentarios:

Víctor Morata Cortado dijo...

Jejeje, creo que andaremos igual, pero yo sin tanta faena con respecto a terceros. A mí estas fechas y el frío me dan "subeybajas" también y, en cuanto a lo del trabajo, estoy deseando que mi voluntad se fortalezca para coger de una vez el toro por los cuernos y seguir con lo que empecé, pero en fin... de momento a leer y aprender, como decíamos antes, y a recuperar la estima literaria que a veces mengua de más. Cuídate, Bruji. Besos y un fuerte abrazo para la family.

La Bruja dijo...

Consuela saber que no es una sola la que anda de "subeybaja", Víctor, pero me sabe mal que estés de bajoncillo. Sí que es verdad que la autoestima literaria a veces se nos resiente pero creo que si miramos un poquillo hacia atrás podemos ver nuestros pequeños reconocimientos y pensar que son el principio de lo que está por venir. ¿Aprender? Pues claro que nos queda la tira pero, querido Víctor, no a todo el mundo le pagan 3.000 euracos del ala por un relato que había dejado de lado, que luego retomó, que no le convencía... ¡¡¡Ya verás cuando te pongas en serio jajajajajaja!!! Besetes, chico creativo. Muacs