lunes, 20 de septiembre de 2010

FIRST DAY IN PARADISE


Podría decir aquello de "hoy es el primer día del resto de mi vida". Y es que hoy empieza una nueva etapa. Al fin ha llegado la fecha tan esperada, el principio de una nueva era brujeril. Lluna está en el cole. Robert se ha ido a trabajar. Y hasta las 16:30 de esta tarde no tengo nada que hacer. Max en el jardín, feliz cual perdiz, y de fondo Carusito y Loleta animando la mañana con sus cantos. Desde la ventana veo el mar. ¿Qué más se puede pedir?
Bueno, lo de no tener nada que hacer es un decir porque tengo que enfrentarme a un importante reto: darle forma a mi nueva novela. Y no es moco de pavo porque se trata de una novela ambientada en el Antiguo Egipto y me da un respeto... Pero no dilatemos más el momento de comenzar, vamos a ello. Si no lo intento siempre me quedará la duda, ¿habría podido hacerlo? Y luego intentaremos publicarla... pero no corramos tanto. Lo primero es lo primero y ahora hay que escribir y disfrutar escribiendo. Vamos a ello.

2 comentarios:

Morgan dijo...

Dale caña corazón !!!
Tú puedes chata.
Tengo que mandarte eso en cuento pueda.

besos

y a tu nueva mascota.

Víctor Morata Cortado dijo...

Aprovecha tu momento, ponte las pilas y regálanos otro pedazo de libro. Eso sí, sin presión, sin prisa, disfrutando... Venga, Bruji, un besazo y no te apures por lo de llamar que yo también ando hiperliado, jejeje. Un mail también vale. ;) Un abrazo.