jueves, 22 de abril de 2010

MAÑANA ES SANT JORDI


© de la imagen Marta Muntañá.

Mañana es Sant Jordi. Este año no voy a firmar libros aunque me lo han propuesto (no tengo ejemplares porque casi todos los regalé). Tendré que esperar al año que viene para firmar mi novela fantástica :D (cruzo los dedicos). Así que había decidido acompañar a mi chico a Tarragona donde mañana Onda Cero tendrá un tenderete. Pasearé con Lluna, compraremos los libros y las flores... pero al final todo se ha ido complicando y me va a tocar ejercer de escritora jejeje. Por la mañana ronda de entrevistas en un par de emisoras de Tarragona, en una ya hemos estado y en la otra recién nos invitan. Además visitaré a algunos amigos escritores como Amando Lacueva que ya me espera para tomarnos unas cañas (viva la cultura jejejeje). Por la tarde una nueva entrevista en Ona La Torre con Sònia Ferrer que siempre se acuerda de mí y que me ha insistido en que me pase por el programa especial Sant Jordi de 17 a 19 que es cuando estará ella. Y es que con Sònia ya he coincidido en varias ocasiones y hay muy buen feeling. Además, el sábado estaré en Montblanc y unas lectoras y amigas "feis" me han pedido un encuentro para hablar de mi novela y poder dedicársela a todas ellas. Juas!! Y yo que me pensaba que este Sant Jordi me dedicaría a hacer de anónima paseante. ¡¡Ah!! Y lo más de lo más: se ha puesto en contacto conmigo un periodista que quiere hacer un artículo-estudio de mi novela ¡¡¡yuuuuuuuuuuupi!!!

2 comentarios:

MiánRos dijo...

Cúantas, y a cual más buena noticia. Te felicito.
También te mando mis felicitaciones por tus veinte cumplidos tras el otro puñado de veinte cumplidos; parece que fue ayer ¿no?(eso sí, con un poquitín de retraso, sorry). Es que si me entretengo a pestañear ya has subido otra entrada, jope, uff.

En serio, me alegro de que las cosas te vayan tan bien, María, de verdad. Las personas luchadoras como tú tienen su recompensa tarde o temprano.
Un abrazo,
Mián Ros

La Bruja dijo...

Gracias, guapetón. La verdad es que son pequeñas cosas pero como una las consigue a pulso saben requetebien. Estoy muy contenta, la verdad. Como bien dices el trabajo suele tener su recompensa aunque tampoco siempre es así, desgraciadamente. Pero no nos podemos quejar. Un abrazo fuerte.