miércoles, 12 de mayo de 2010

ESCRIBIR POR ESCRIBIR


Es tarde. Estoy cansada. Debería aprovechar este tiempo para ponerme a trabajar en mi novela o en cualquiera de los muchos proyectos que tengo. Pero no me apetece. Después de todo un día de trabajo y de quehaceres domésticos y obligaciones maternales, no puedo ni pensar. Tampoco es que el tiempo acompañe: la humedad hace que me resienta de la operación de cesárea que tuve hace tres años. En resumen: en vez de estar con mis escritos estoy aquí, escribiendo por escribir.
Y es que escribir por escribir me relaja. El blog se ha convertido para muchos de nosotros en un sustituto de aquellos diarios al uso que escribíamos durante la pubertad y la adolescencia, ¿los recordáis? Qué lejos nos quedan aquellas bitácoras íntimas que ahora al leerlas nos llenan de añoranza y, a veces, hasta nos dan un poco de vergüenza. En la página de hoy del mío hubiera puesto algo más o menos así:
"Querido diario:
hoy he estado trabajando en la reseña del libro de Care Santos. Es el último que ha publicado y me siento un poco en deuda con ella porque se acordó de mí y me lo envió así es que he intentado hacer un buen trabajo. A ver si hay suerte y vuelve a colgar un fragmento en su web como hizo con aquel pedacito de la que le hice cuando leí "Los que rugen". También he estado leyendo "El menor espectáculo del mundo" de Félix J. Palma. Lo recibí ayer y ya he devorado 170 páginas de las 203 que tiene. Seguramente ya podré hacer la reseña mañana pero no sé si esperarme a asistir a la presentación en Barcelona y a la entrevista que le haré. Por otro lado, no he encontrado una ganga de transporte para ir a la Feria del Libro de Sevilla así que, con gran pesar, no podré asistir a la presentación del "Sonrisa de Gato" ni ir a conar con Teo ni ver a Vero, a María Jesús y a Maleón..."
Después de eso, suspiraría y me iría a dormir :D

7 comentarios:

Víctor Morata Cortado dijo...

Bueno, no te agobies, a mí también me pasa a veces que no me apetece ponerme a hacer cosas. En ocasiones consigo atarme y quedarme quietecito, relajándome con alguna otra cosa; y en otras el sentimiento de culpa me invade y hace que me ponga aún sin ganas. Para mi sorpresa, en el segundo caso, muchas de esas veces dan como producto algo de un valor incuestionable que, de otro modo, habría quedado en agua de borrajas. Pero cada cosa tiene su momento y, Bruji, tu día a día está lleno de momentos y no paras, así que te mereces un respiro de vez en cuando. ¿Vale? Pues eso. Un besito y un fuerte achuchón. A recuperar energías pues.

Morgan dijo...

Ay corazón no creo que sea estrictamente necesario ponerte a escribir a diario tu novela o los relatos como si fuera una condena.
yo a veces tard dias en conseguir tiempo para sentarme una tarde entera a escribir.
Pero cuando no puedo, voy haciendo un compendio mental de lo que quería escribir y cuando ya pillo unas horitas libres, le doy la vuelta a ese archivo imaginario y zas... otro capítulo de la novela.
No te agobies que ser mamá, ama de casa y escritora es todo un reto.
Y luego hay que guardar energías para rendir como amante , nena....que no todo es escribir.

besotes corazón

La Bruja dijo...

Gracias, corazones, atravieso una minicrisis desde hace ya bastante tiempo, con altos y bajos. Sueño con que llegue septiembre. A veces tengo dudas de si seguir, de si vale la pena... imagino que nos pasa a todos. Nada grave. Cosas del día a día y del alter ego creativo que es un poco excéntrico :D Besos.

MiánRos dijo...

Creo que esos altibajos de los que hablas los sufrimos todos, en mayor o menor medida. Ánimo, no es más que una pequeña laguna que con buen espíritu y mayor tenacidad termina secándose.

Un abrazo, querida amiga.
Mián Ros

Mjesus dijo...

Por lo menos tú tienes ganas de escribir por escribir, algunas ni eso.
Lamento mucho que no puedas venir a Sevilla, tenía muchas ganas de que pasásemos un día juntas y conocer a Lluna, supongo que otra vez será.
Te mando un beso.

La Bruja dijo...

Gracias Mián y Maria Jesús. Da gusto estar bajilla de ánimos sólo para recibir vuestro cariño. Va a días. Saldremos adelante porque es más grande la ilusión y puede con todo. El viaje a Sevilla no puede ser y eso también me ha dejado tocadilla. Otra vez será. Besos

Teo Palacios dijo...

Si es que... a ver qué haces tú en Torredembarra...