jueves, 7 de abril de 2011

SEMANA DE TRANQUILIDAD


Esta ha sido una semana sin demasiada actividad literaria en el exterior. Así que me he quedado en casa y me he dedicado a trabajar en mi novela con tan buena fortuna que parece que esta vez sí que he encontrado el camino y empiezo a avanzar. Dos días seguidos metida de lleno en ella me han hecho completar un par de capítulos. Aún queda mucho pero la acción empieza a fluir. Mis personajes ya hablan. Todo va cogiendo forma. Uf, no os podéis imaginar lo preocupada que estaba. Por filosofía personal no me gusta dejar las cosas a medias, no acostumbro a rendirme, así que esto ya empezaba a ser alarmante. Imagino que escribir otra novela siempre supone un reto, más cuando la primera que has publicado mereció un premio (hay gustos para todo, pensarán algunos)así que una quiere estar a la altura. De todas maneras, este mundo de los libros es tan incierto que nunca se sabe. De momento a seguir trabajando con ilusión y ganas, no hay prisa, lo importante es disfrutar y yo vuelvo a hacerlo bajo la atenta mirada de Horus.

2 comentarios:

ROSA G.C. dijo...

Y tanto que estarás a la altura...
eres constante y tienes talento ¿qué más quieres?
Gracias por pasar a saludarme
Besoooooooos
Rosa.-

La Bruja "Escritidora" dijo...

Ay, Rosita, muchas gracias por tus palabras, tú que me ves con buenos ojos. Lo de constante sí que es cierto jejeje Un gustazo saberte otra vez en activo por estos lares. Mil besos.