martes, 12 de abril de 2011

CONCURSANDO


Estos días, entre otras muchas cosas, he estado enviando algunos relatos a diferentes concursos. Yo no pierdo la fé en ellos porque casi todo lo que he conseguido en la escritura ha sido gracias a o partiendo de ellos. Hay quien se llena la boca diciendo que "están amañados", "que no vale la pena participar"... Y de todo habrá en la viña del señor, como suele decirse, sobre todo en aquellos en los que la cuantía económica es más elevada, pero no en todos hay "tongo". Y no lo digo por decir, lo afirmo desde la experiencia. Más que nada porque he ganado alguno y no conocía a ningún miembro del jurado, ni les soborné con un pata negra ni nada que se le parezca.
Además, no todo es ganar. Y con esto no me las quiero dar de espíritu deportista, nada de eso. Una lo que quiere es ganar y a ser posible el primer premio. Pero también se pueden obtener las menciones especiales o ser seleccionado para formar parte del volumen conmemorativo. Sí que es cierto que una no ve ni un centimillo de eso, pero la mayoría de las veces te envían tu ejemplar y no tienes que desembolsar lo que te cuesta la auto-coedición. También hay concursos en los que hay que pagar por participar, ¿encima? Pues sí, y hay muchos. Conozco a cierto escritor que se llenaba la boca diciendo que nunca participaría en concursos (cuando ya lo había hecho y no había ganado pero es que se pensaba que iba a ser llegar y besar el santo) y ahora se llena la boca porque ha "ganado" uno de esos concursos en los que has de comprometerte a comprar unos ciertos ejemplares (que pagan la edición y con los que el editor ya hace su negocio). Y es que, por mucho que digamos y hablemos mal de ellos, a todos nos encanta ganar (lo que sea) y ver nuestro escrito publicado.
Así que en ello estamos. A la espera de que pase Sant Jordi y mi editor vuelva a dar señales de vida, entre mil y un quehaceres más, yo sigo empeñada en presentarme a algún que otro concurso de tanto en tanto. Debe de ser vicio. Si no gano al menos tengo material para seguir adelante. Que no es poco. Y sí, se puede ganar, no todos, no siempre pero no es un imposible.

2 comentarios:

Víctor Morata Cortado dijo...

¡¡Eso es, Bruji!! Participar lleva consigo muchas ventajas, no sólo ganar. Yo estoy a ver si me animo a volver al ruedo de los concursos y bueno, si hay suerte... ¡pues bien! Y si no... ¡pues también! Jejeje. Besos y abrazos.

La Bruja "Escritidora" dijo...

¡¡¡Hola, Victorín!!! Ya ves, he vuelto a las andadas jejeje a ver si cae alguno que siempre es una alegría y un empujoncito a la moral y si además te caen unos euros ya ni te cuento. Enga, no seas tímido. Yo siempre pienso que el no ya lo tengo. Además, ahora cada vez hay más concursos que sólo te cuestan un mail lo cual es mucho de agradecer. A ver si estos días de semana santa puedo volverme a poner con tu novela. Besos!!!
P.S. ¿Estás registrado el Letralia? www.letralia.com y te mandan un montón de convocatorias. Más besos