lunes, 25 de enero de 2010

INCOMPATIBILIDADES

Tener hijos es maravilloso. El sentimiento de la maternidad es único, uno de los que más satisfacciones da... pero a veces la maternidad es incompatible con otras cosas, si no incompatible muy díficilmente conciliable. Todo esto para decir que hoy no he podido asistir al curso sobre creación literaria y edición porque no tenía con quién dejar a Lluna. Como llevo algunas noches sin poder dormir, también por culpa de ese personajillo, llevo unos días sin demasiados ánimos para escribir aunque estoy convencida de que no es más que una racha.
Lo que sí que he hecho ha sido grabar el texto que mi amigo Guille, escritorazo con el que competí por el YoEscribo.com de novela, me pidió para un proyecto que tiene en el que conjugará imagen y sonido basándose en un texto sobre la atractiva Luz escrito por otro de los finalistas del premio. La muchacha en cuestión tendrá mi voz y la imagen de una argentina con un cuerpazo de escándalo a juzgar por las imágenes que he visto. ¡¡¡Qué ganas tengo de verlo montado!!!

8 comentarios:

Morgan dijo...

Ay cielo, tranquila que es normal.
Tu planeas y ella deshace los planes, jaja.
En mi caso esto me sucede muy amenudo porque Carla está constantemente resfriada, no duerme bien , la fiebre, etc.
En esos dias ya no me agobio por no òder escribir, porque la verdad es que si tu cabeza no está descansada y concentrada, sale un auténtico churro.
Pero como nad dura eternamente aprovecho las pocasa ocasiones en que está medio bien para seguir terminando mi novela.
y al final me da resultado , porque al dejarme llevar, surge toda la trama en la que he estado pensando cuando no podía escribir.
änimo nena...ya se lo harás pagar cuando quiera salir de noche y tú te niegues, jaja.....
un beso a las dos que sois preciosas.

Nuria dijo...

Hola Clara:
Bueno seguro que son cosillas de la edad, tiene una niña preciosa.
Te aseguro que cuando son mayores las cosas se complican.
Animo, tiene ya mucho camino recorrido en el mundo de la liretura.

Besos, Nuria

Víctor Morata Cortado dijo...

Bueno, no te preocupes y ánimo. Que luego lo pillarás con más ganas. Besitos mojados.

La Bruja dijo...

¡¡¡Ayyyyyyy, lo que tenemos que sufrir las madres!!! Jajajajaja. Nada, un poco de sueño y cansancio, lo normal cuando se tienen niños pequeños. Como dice Vero, ya me vengaré no dejándola irse de fiesta o si se va de marcha despertándola a las 8 de la mañana jajajaja. Besicos a tutiplén y gracias por vuestros ánimos.

MiánRos dijo...

A veces, es cierto que no se puede tener todo. Sólo hay que buscar el remedio para compatibilizar y poder enmendar la situación.

Ánimo, los días sin sol también son días, sólo que hay que buscar la belleza en el gris...

Un abrazo, amiga.

Mjesus dijo...

Cuando nuestros hijos son pequeños te los quieres comer, y cuando crecen, te lamentas por no haberlo hecho.
Ya verás,cuando crezca y te deje escribir, la echarás tanto de menos...
Paciencia, paciencia y paciencia. Además, a las escritoras consagradas, se les permite el lujo de hacer novillos en algunos actos.

La Bruja dijo...

Gracias, MJ y MA, nada grave, ya digo. Soy consciente de lo afortunada que soy. Y si me quedan dudas sólo tengo que poner la tele y ver cómo está el mundo. El cansancio y la gripe se curan y Lluna va a crecer y tendremos de todo, malo y bueno. Paciencia infinita y unas horitas de sueño :D. Un abrazo a los dos

Cristina Puig dijo...

Una pena pero habrá otros cursos. Mientras tanto disfruta lo que puedas de Lluneta porque crecen que es un contento y ni te das cuenta. Ánimo bruixeta!