sábado, 1 de agosto de 2009

DESDE CHILE CON CARIÑO

Hoy me llegó este regalo desde el otro extremo del mundo, allende los mares. Es el agradecimiento en forma de foto familiar de la familia de uno de los protagonistas reales de mi novela. Sobre la portada de mi libro aparece Rodrigo, Gigo, víctima de la dictadura militar de Pinochet asesinado con apenas ocho años. Su familia lleva intentando conseguir justicia más casi tres décadas, luchando... Para ellos es un rayo de luz y esperanza que cualquiera se interese en su historia. Yo lo hice. Ellos me la ofrecieron y yo la convertí en un capítulo de mi novela.
Reflexiono, pienso en los cortos pasos que he dado hasta ahora y me siento muy orgullosa de mis premios pero no por una cuestión de ego, ni mucho menos. Creo que formo parte de un grupo de escritores que practican la literatura protesta. Como no es fácil que te escuchen, como no es fácil mover montañas, canalizo mis protestas a través de mis palabras escritas. Y parece que siempre hay alguien que las lee y se conmueve. No pude hacerlo como periodista pero lo haré como escritora: pelearé por mis ideales y me posicionaré ante la injusticia siempre del lado de las víctimas.
Como dijo Elie Weisel, Premio Nobel de la Paz en 1986, "Ante las atrocidades hemos de tomar partido. La posición neutral ayuda siempre al opresor, nunca a la víctima. El silencio estimula a los verdugos, nunca a los que sufren".

4 comentarios:

Morgan dijo...

La posición neutral es de cobardes.
La gente humilde y luchadora siempre se ha enfrentado al opresor.
Enhorabuena cariño.
Adoro las historias reales ( quiero escribir la de mi abuela ).
Oye , ¿ Donde puedo comprar la novela ?
me pones los dientes largos.

un beso.

Vero.
Ah , vi tu mención en el post.
Somos legión....

Mjesus dijo...

Ésta foto es para estar orgullosa, y mucho, yo lo estoy de ser tu amiga. Te felicito, me encanta coprobar que avanzas a pasos agigantados.
Besos.

La Bruja dijo...

Hola, Morgan, amiga de confidencias a media noche (uy, qué sugerente ma quedao). Tengo la gran suerte de haber obtenido reconocimientos con escritos que denunciaban la explotación infantil, la discriminación, las dictaduras y este último era sobre el maltrato animal pero yo aproveché para hacer un paralelismo con la violencia de género. Es mi manera de expresar mi rechazo por todo lo que me duele.
El libro lo puedes comprar o descargar en YoEscribo. Lo del post me salió después de nuestra charla. Mil besos y muchas gracias por tus palabras.

La Bruja dijo...

MJesus, guapetona,yo también estoy muy orgullosa de ser tu amiga y de estar viviendo juntas nuestros sueños. ¡¡Qué más quisiera yo que avanzar a pasos agigantados!! Voy muuuuuuuy lenta, sin pausa pero sin prisa, pero voy que ya es algo. Un fuerte abrazo.