sábado, 18 de julio de 2009

UNA FURTIVA LÁGRIMA


Hace unos días leía una entrada de Teo Palacios en su blog "Fantástica Literarura" sobre sus sentimientos a la hora de dar por finalizada su última novela (http://fantasticaliteratura.blogspot.com/2009/07/un-par-de-lagrimas.html). Se titulaba "Un par de lágrimas". Teo explicaba en ella cómo se le habían escapado ese par de lágrimas de su ojo izquierdo al poner el punto y final.
Pues bien, hoy a las 14:53 exactamente he dado por acabado "El desván de los libros olvidados". Queda una última relectura antes de decirle adios y enviarlo a buscarse la vida por esos mundos pero, en principio, ya es un ente con vida propia y autonomía. Curiosamente, yo también he dejado escapar una lágrima y del ojo izquierdo. ¿Será cosa de método?
Tal vez sólo una porque lo mío es una novela cortita je je je. El caso es que me he emocionado leyéndome conforme se iba acercando el final. Y al acabar me he dado cuenta de que había una gotita de agua salada enganchada entre mi lagrimal y mis pestañas. Ya ves, Teo, tú creando escuela.
En fin, ya tenemos otra experiencia literaria vivida. El primer intento consciente de escribir LIJ. A partir de ahora seguiremos escribiendo y experimentando, recabando experiencias propias y ajenas para seguir guiando mis pasos por estos u otros derroteros. Además, en los próximos días, y si todo va bien, tendré la oportunidad de conversar con dos grandes de la LIJ, Jordi Sierra i Fabra y Maite Carranza. Desde luego si antes entrevistarles era toda una experiencia ahora tiene nuevos alicientes.
Todo esto para reflexionar sobre las muchas alegrías de este oficio, de esta experiencia inacabable que es escribir. Lo mejor de escribir es hacerlo y disfrutar con ello, como me dijo hace un tiempo mi buen amigo el escritor Ricardo Gómez. Publicar es el objetivo final pero, pase lo que pase, la dicha de la creación, de la experiencia vivida, del aprendizaje, no tiene precio. En todo caso le lego a Lluna una historia. Eso es importante para mí. Y vivir esta época de mi vida de múltiples e interesantísimas experiencias, todas en relación con la escritura, es un gustazo. Bueno, voy a enjugar mi lagrimita que tengo una enana de dos años con muchas ganas de jugar.

2 comentarios:

Teo Palacios dijo...

"Pa" que veas... si es que no puede uno explicar detalles, que luego van y se los copian, jejeje.

Es muy curioso, pero en la novela que acabo de terminar, esa por la que se me saltaron las lagrimillas, aparece la obra "una furtiva lágrima". ¿Casualidad? lo dudo. Tiene que ser eso que llaman conciencia colectiva, ;)

Besos!

La Bruja dijo...

Ja ja ja, el mundo es un pañuelo y este de los escritores noveles en "internés" aún más. Es que me pasó y me acordé de ti. No sé si es conciencia colectiva o una señal de que tú y yo estamos predestinados a hacer algo grande juntos... Tal vez una novela a cuatro manos, ¿te imaginas? ja ja ja. Un besote enorme y mucha suerte con tu novela.