lunes, 20 de julio de 2009

...LO QUE QUEDA DE VERANO


No me gusta el verano. Es una época que parece el final de muchas cosas y me deprime. Agosto ya es el no va más. Me entra de todo sólo de pensarlo. La vida normal se queda como congelada hasta septiembre y el lugar donde vivo se llena de molestos veraneantes que se creen que esto es una república bananera y que aquí pueden hacerlo todo, principalmente molestar a las personas que vivimos todo el año y que queremos seguir haciendo nuestra vida sin su insoportable ruido.
Este año el verano ha comenzado muy bien. ¡¡¡Me he pasado los primeros días de julio escribiendo!!! Me he vuelto a poner las pilas y eso me hace sentir bien. Suerte de mi canguro, el papá de Lluna que se ha pasado tres semanas de sus vacaciones cuidando de la peque para que yo pudiera escribir "El desván de los libros olvidados".
Ahora toca centrarse en otras cosas. Tengo una pequeñaja que me necesita para que la empuje en su columpio y la acompañe en la piscina (para poco más, la verdad, que los niños vienen ahora muy despavilados). Así que seguiremos con la escritura pero más pausadamente. "El café de la Luna" me está esperando pero hasta septiembre puedo seguir gozándolo con tranquilidad.
Pero bueno, el ritmillo de trabajo no cesa. He de seguir con las lecturas y reseñas para Anika y el jueves a las seis de la tarde conoceré a la escritora Maite Carranza (http://www.maitecarranza.com/) que se someterá amablemente a mis preguntas. Deduzco, por lo que he hablado con ella por teléfono, que es una persona encantadora. Aprovecharé para pedirle que me dedique su libro y a ver si podemos hacer la foto de rigor (que luego en el despachillo quedan muy chulas y ambientan un montón). Hacer la entrevista quiere decir que también tendré que preparar la entrevista... pero, como se suele decir, sarna con gusto no pica. El trabajo no lo parece cuando una disfruta de lo que hace. Ala, me voy a trabajar un ratito .

1 comentario:

Mjesus dijo...

¿Sabes, bruja? en eso coincidimos, a mí tampoco me gusta el verano (supongo que también influirá el que no tenga vacaciones).

¡Tienes ahí una mujercita muy linda! ¡¡¡Lluna está preciosa!!!
Muchos besos.