martes, 11 de marzo de 2014

AND THE WINNER IS...

Agradezco al jurado del XIII Premio de Relato Breve "Paraulas d'Adriana" que haya decidido por unanimidad que mi relato "Basura" merecía ganar este premio.
Quiero dedicárselo a mi hija Lluna, el principio de todas las historias. A Robert, mi pareja, por ser compañero de vida y de esta loca aventura de escribir. A Mari Carmen Castillo, mi amiga. Existe la leyenda de que las mujeres somos malas con las mujeres pero yo soy de las que piensa que en el día a día sin el compañerismo y la solidaridad de otras mujeres, que no son de nuestra familia sino compañeras y amigas, sería muy difícil conciliar la vida familiar y la profesional y en ocasiones incluso la familiar. Mari es esa persona en mi vida.
El relato ganador, "Basura", se inspiró en una noticia real que apareció en la prensa hace un tiempo.Un cuidadano chino había encontrado un bebé recién nacido en un basurero, era una niña. No era la primera que encontraba, sino la número ¡¡veintiuno!! China es un país en el que debido a la superpoblación se aplica la ley de antinatalidad del hijo único. Las parejas prefieren tener varones a niñas porque ellos dan "prestigio" a la familia, porque garantizan la continuidad del apellido, porque se harán cargo de los padres... Así es que si en el momento de hacer una ecografía se ve que lo que viene al mundo es una niña, no es extraño que las mujeres decidan abortar por ese simple hecho. Una vez han nacido se les niegan los cuidados e incluso la alimentación para que mueran de enfermedades o de hambre, o se las abandona a su suerte para que mueran. De eso trata este relato, de personas que son tratadas como basura por el hecho de ser mujeres.
Y volviendo al premio. Todos los premios son importantes, todos nos aportan algo, reconocimiento a nuestro trabajo y una dosis de moral importante: no lo estamos haciendo tan mal. Son como los hijos, los queremos a todos por igual, pero también como los hijos hay algunos que son algo especiales para nosotros. El premio "Paraules d'Adriana" es especial para mí por varios motivos. Viví durante quince años en la cuidad de Sant Adrià de Besòs y aun conservo allí muchos afectos. Este es uno de los primeros premios a los que me presenté cuando empecé a participar en concursos. Una vez concursé con el relato "Los ojos de Miguel" que no ganó pero que se convirtió en una novela que ganó el YoEscribo.com de Novela en el año 2008, El susurro de los árboles. Además, este es un premio que otorga una organización al servicio de las mujeres y que se convoca con motivo de los actos de conmemoración del 8 de marzo en la ciudad.
El 8 de marzo es un día para reivindicar todo lo que aun nos queda por conseguir a las mujeres en materia de igualdad, para poner el foco sobre los abusos e injusticias que sufrimos las mujeres en todo el mundo: ablación, ácido para desfigurar rostros por venganzas familiares, violaciones masivas como arma de guerra, burkas, prohibiciones, sometimiento... Porque en cualquier lugar del mundo donde haya un conflicto, donde se viva una dictadura o donde se vulneren los derechos de las personas, las mujeres estaremos siempre peor.
Y para acabar, un mensaje al patriarcado en general y en paticular al ministro Gallardón, esa máquina de hacer feministas, que se empeña en mandar hasta en algo tan íntimo como nuestro útero: NOSOTRAS PARIMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS.

2 comentarios:

frantic dijo...

Aún quedar razones para seguir siendo feminista y motivos para no callarse ante la injusticia pero, afortunadamente, también quedan todavía voces dispuestas a no callarse y ocasiones para hacerse oír. Sigamos aprovechándolas.

Felicidades y un abrazo.

Javier dijo...

Felicidades M Dolores yo me alegro pero sé que lo mereces