sábado, 3 de diciembre de 2011

EL TIEMPO VA PASANDO


Los días siguen su curso uno tras otro, sin detenerse. Aunque tengamos la sensación de que van más lentamente cuando deseamos que llegue un día determinado el tiempo siempre sigue su ritmo, inmutable. Y así, a lo tonto, sin darme cuenta hemos llegado a diciembre. ¿Y eso qué quiere decir? Que quedan tres meses para que mi libro esté en las librerías. Ayyyyyyyyy, qué emoción más emocionante. Parece mentira. Ha pasado ya más de un año desde que mi editor me dijo aquello de: "Quiero publicar tu libro. Sólo he leído unas cuarenta páginas pero si sigue como hasta ahora quiero publicarlo". El mismo tiempo ha transcurrido desde que a mí casi me da un telele.
En fin, ya queda menos. Ayer mi ilustradora de cabecera me envió su primera idea para la portada. ¡Es una pasada! Una verdadera obra de arte. El lunes sin falta la enviaré a la editorial a ver qué les parece. La foto y la biografía ya tienen el OK y así vamos quemando etapas. Sigo sin noticias de mi prólogo y mis palabras de portada. Ambas corren a cargo de dos grandísimas escritoras y entiendo que se retrasen porque tienen mil y una cosas que hacer. Sólo espero que puedan estar a tiempo. Aunque de igual manera les estaré agradecida, eso seguro.
Por lo demás, sigo asistiendo a mi taller literario que en pocas semanas toca a su fin. Sólo quedan dos clases, snifff. La radio, las reseñas, la novela... en unos días debuto en el blog El Cafecito al lado de numerosos escritores y artistas mexicanos. Un lujazo. Y qué más, qué más... creo que nada más. Voy a seguir trabajando. Ya os contaré.

2 comentarios:

MiánRos dijo...

Hola María,
No te preocupes que todo al final se cierra a tiempo, aunque sea un poquito justito, pero ya verás que todo va a salir de lujo. Tres meses se pasan volando, ya verás. De momento disfruta de todo lo que te está pasando. Te felicito una vez más.

Un fuerte abrazo,
Mián Ros

La Bruja "Escritidora" dijo...

Querido Mián,
mil gracias por tus buenos deseos. Espero y deseo que todo salga bien. De momento se van cumpliendo los plazos y todo está saliendo. Ya os contaré. Disfrutar eso sí que lo estoy haciendo, con prudencia también que nunca se sabe, pero saboreando cada pequeña cosa y todos los momentos que, en definitiva, es lo que nos queda. Mil besos.