martes, 4 de enero de 2011

VACÍOS


Cuando acabo de escribir algo y lo echo a volar siempre, invariablemente, me siento vacía. Son días extraños en los que ando desorientada hasta que me vuelvo a meter en un nuevo proyecto. Deambulo de aquí para allá con la mente tratando de encontrar estímulos, de llenar ese vacío con sensaciones que me hagan volver a las andadas.
Los primeros días del año, de todos los años, también me resultan raros. La rutina se difumina entre los días de fiesta, las comidas copiosas y las prisas. Eso sin olvidar que es un periodo para adaptarnos al año nuevo y viceversa. Estos están siendo días de lecturas y reseñas, de esperas y de ganas de regresar a la normalidad, a mis soledades buscadas y a mis momentos de inspiración y trabajo. Y así, poco a poco, ir desgranando el año.

4 comentarios:

rosalia dijo...

Hola!!
Ya he acabado el libro de la mujer y el cuervo. Me he sacado dos de la biblio, de minibiografias de mujeres. A veces me siento monotema....
No te preocupes, yo tb te quiero llamar, pero no encuentro el momento.
Menos mal que ya se acaban las vacaciones escolares!!!!
Besos mil.

La Bruja "Escritidora" dijo...

Por cierto, ¿qué te ha parecido el libro? ¿A que mola? Yo también estoy deseando que mis niños vuelvan al cole :)Besines

Víctor Morata Cortado dijo...

Hola, Bruji. No te apures que yo creo que a todos nos pasa un poco eso, al menos a mí me pasa. Ahora toca exprimir la mente, sacudir las ideas y ver a que nos enfrentamos en este nuevo año. El 2011, sin duda, se presenta lleno de retos. Bueno, todo esto para decir que ya estoy de vuelta, jejeje. Besos y un abrazo muy fuerte. Ah, y Feliz Año para ti y tu familiy.

La Bruja "Escritidora" dijo...

Víctooooooooooooooooor!!!! Hace un par de días que pensaba en ti. "Este muchacho ya debe de andar de nuevo en el mundo real" :)Me alegra volver a leerte. Por aquí con resaca fiestera y empezando a ponerlo todo en marcha. De momento hoy mismo me ofrecen hacer 2 entrevistas a escritores y ayer se me ofreció otro. El año se pone en marcha periodísticamente hablando. Lástima que literariamente sea tan lento, que las cosas de escribir tenga siempre su propio tiempo. Pero seguimos adelante, en la brecha que no es poco. Muchos besos y nos leemos por aquí.