martes, 16 de noviembre de 2010

ENTERRADA BAJO UNA MONTAÑA DE LIBROS


No es una manera de hablar, lo prometo. Me encuentro sentada entre montañas de libros por leer, literalmente. Y es que si colaborando con Anika las editoriales me llenaban de libros, desde que estoy en Onda Cero la cosa ha ido en aumento. Es más, ni siquiera he de pedirlos ya que me los envían de manera espontánea, sin más. Y es un gustazo, sí, pero también una responsabilidad. Últimamente incluso hay escritores que me contactan y me envían sus obras.
Y mientras, sigo intentando arrancar mi novela. Me llueven los ánimos de los amigos y de los lectores que ya me conocen y que están deseando leerla. Sigo sin tener mis esperadas noticias, claro que aún queda mucho hasta final de año. Lo que sí que tengo es proyecto de radio para este verano. Cierto locutor de Onda Cero quiere que sea su réplica femenina en un programa nocturno de difusión nacional. Queda mucho para el verano, es verdad, pero ya se ha puesto en contacto conmigo para que lo hablemos. No sé si volveré a publicar otro libro, lo que sí sé es que me voy a hartar de hacer radio.

2 comentarios:

rosalia dijo...

Bueno, lo de la radio mola mogollón, pero yo quiero comprar tus libros y que te lleves tu 10%. Y presumir de amiga escritora, que carajo!!!
Besos de tu maruja antisistema.

La Bruja "Escritidora" dijo...

Rosalinda de mis amores!!!!!!!! Parece que la radio me persigue. Tres programas en Onda Cero y ya me quieren fichar, no me lo creía cuando me lo dijo Robert jejejeje. ¡¡¡Tiembla Julia Otero!!! Espero que también caiga algún libro que te tengo que sacar los cuartos jeje. Besico y a ver si te llamo esta semana. Muacsssssssssss